Cuidar de mascotas: Mitos y realidades sobre la esterilización

 

Son multitud de mitos y leyendas urbanas las que podemos escuchar en determinados círculos, que pueden hacer que tengamos miedo a esterilizar a nuestro perro o gato. Este post se engloba en nuestra selección de artículos en los que queremos enseñaros a cuidar de mascotas lo mejor posible y es por ello que aquí nos centramos en su salud y DERRIBAMOS todos los mitos sobre la esterilización.

 

1º MITO: “Pobrecito, es una mutilación, es maltrato animal, esto no es cuidar de mascotas”

REALIDAD: Esterilizar a tu mascota es la mejor manera de proporcionarle salud. Es una de las claves de como cuidar un perro o como cuidar un gato, de este modo, Evitaremos multitud de enfermedades que pueden llegar a ser mortales y conseguiremos que su esperanza de vida aumente de forma considerable. Es importante que tengas en cuenta que una vez esterilizada, tu mascota, no tiene ninguna clase de actividad sexual por lo que vivirá feliz, mientras que al no hacerlo tienen una necesidad fisiológica mediada por hormonas y receptores neuronales, por tanto, incontrolable por su parte, que estas impidiendo que desarrolle, y que desencadenará comportamientos anómalos como agresividad o escapadas entre otras. Además son muchos los beneficios para la salud de tu mascota si optas por esterilizar.

cuidar de mascotas a través de la esterilización
Estos son los mitos y las realidades sobre la esterilización en perros y gatos

 

2º MITO: “Después de la esterilización engordará”

REALIDAD: Si bien es cierto que algunos perros y gatos engordan después de esterilizarlos, es importante tener en cuenta que no existe una relación directa entre la esterilización y la obesidad. Al extirpar el aparato reproductor (testículos en machos y ovarios y útero en hembras) se produce un cambio hormonal que disminuye el metabolismo de nuestra mascota, no obstante los cambios que se producen tienen mas relación con la disminución de actividad y el sedentarismo que conlleva la pérdida de actividad sexual y por tanto de salidas y comportamientos relacionados con la búsqueda de un compañero para aparearse. Una de las formas que os proponemos para cuidar de mascotas que han sido esterilizadas, es que mantengamos el mismo nivel de actividad que tenia nuestra mascota previo a la cirugía e incluso lo aumentemos, así como tener un estricto control de la comida, administrando a nuestra macota tanto el pienso como la cantidad recomendada que mas se adecue su raza , peso y nueva condición filológica.

 

3º MITO: “Si no se cruza al menos una vez (los machos) o si no tiene al menos una camada (las hembras) tendrá tumores”.

REALIDAD: No existe ningún tipo de estudio que avale esta teoría, sin embargo, las hormonas sexuales tienen un efecto altamente perjudicial para la salud de nuestras mascotas, estando relacionadas con la presentación de enfermedades tan graves como tumores de mama o piometra (infección de útero) en hembras o tumores de próstata y de testículos en macho. También es importante que tengamos en cuenta a la hora de cuidar de mascotas que esta operación evitará comportamientos tales como agresividad, marcaje y escapadas. Por ello, no importa que los machos no se crucen para operarlos, sino que además puede hacerse antes de que pasen si quiera el primer ciclo sexual en el caso de las hembras (celo).

 

4º MITO: “Le cambiará el carácter”

REALIDAD: Aunque en algunos casos se recurra a la castración como parte de tratamiento de animales agresivos, animales que se escapan en busca de un compañero con el que aparearse o marcajes, la realidad es que el carácter de nuestra mascota no se modifica tras la esterilización, por ello hemos de tener en cuanta que no funcionará en todos los casos si el comportamiento ya esta adquirido, puesto que además de un componente sexual también existirá un componente comportamental.

Un ejemplo de esto es: un macho que presenta agresividad frente a otros machos, por un lado esto será un comportamiento sexual dominante de marcaje en el que está “peleando” por las hembras que están cerca, pero puede existir también una factor relacionado con el carácter o incluso la sociabilidad de nuestra mascota, y eso no desaparecerá tras la esterilización.

 

5º MITO: “ Es una cirugía peligrosa y dolorosa”

REALIDAD: Aunque todas las cirugías, implican anestesia y esta como tal siempre conlleva un riesgo asociado, la esterilización es una cirugía de rutina que no supondrá ningún riesgo si elegimos un centro veterinario que tenga los medios adecuados y un equipo veterinario experimentado, en definitiva un centro en el que estén acostumbrados a cuidar de mascotas.

 

Dra. Irene Alfonso Lázaro

Licenciada en Veterinaria

 

Fresh Nutrition » Cuidar de mascotas: Mitos y realidades sobre la esterilización
Los mejores amos

...son aquellos que se suscriben.

Suscríbete ahora y recibirás nuevos consejos para ser todo un experto.

0 comentarios

Deja un comentario